Adquiéralo por solo US$7,99

Appstore

Una pequeña revolución en la gestión de la diabetes

Novedades de la Versión 2

En esta versión se han introducido algunos cambios leves aunque significativos, basados en buena medida en los valiosos comentarios de nuestros usuarios.

Si está actualizando o restableciendo datos de una versión anterior de RapidCalc, debe revisar y actualizar sus configuraciones donde sea necesario antes de usar la aplicación.

  • Períodos de tiempo presonalizados: ahora, el día se divide en 6 períodos: desayuno, mañana, comida, tarde, cena y período nocturno. Usted puede establecer la hora en que inicia cada período, que dura hasta el comienzo del período siguiente.
  • Índice de carbohidratos: al medir la ingesta de carbohidratos en gramos, los índices de carbohidratos se expresan ahora en términos de "gramos de carbohidratos cubiertos por una unidad de insulina" (g/unidad) y ya no en "unidades de insulina necesarias para cubrir una ración de carbohidratos" (u/ración). Si está actualizando o restableciendo una copia de seguridad de una versión anterior de RapidCalc en que medía los carbohidratos en gramos, los índices de carbohidratos serán convertidos automáticamente de u/ración a g/unidad.
  • Recordatorios de dosis basal: las dosis basales se pueden programar para horarios específicos del día con recordatorios opcionales.
  • Recordatorios de control de glucosa posprandial: puede programar recordatorios para controlar la glucosa en sangre en horarios configurables después de las comidas.
  • Límite máximo de seguridad de dosis IAR: la dosis sugerida de IAR puede limitarse a un valor máximo de seguridad para uso pediátrico.
  • Estadísticas adicionales: están disponibles estadísticas adicionales detalladas desde la página principal de estadísticas.
  • Interfaz de configuraciones mejorada: la interfaz de configuraciones se ha resideñado totalmente para hacerla más fácil de usar.
  • Límites de introducción de GS ampliados: el valor máximo de glucosa en sangre que se puede introducir ha sido aumentado a 33 mmol/L (600 mg/dL).
  • Soporte para iPhone 5: en el iPhone 5 se ha extendido la disposición de la pantalla para aprovechar al máximo la altura extra de lamisma.
  • Soporte para iOS 7: la aplicación se ha actualizado para soportar totalmente iOS 7.
  • Requisito mínimo iOS 5: la aplicación necesita como mínimo iOS 5 para funcionar. No actualice ni elimine la aplicación si tiene un dispositivo viejo que no soporta como mínimo iOS 5.

Tabla de conversión rápida de índice de carbohidratos

En RapidCalc, el índice de carbohidratos se expresa convencionalmente como "unidades de IAR necesarias para cubrir 1 ración de cabohidratos". Sin embargo, quienes usan una bomba a veces expresan el índice como "gramos de carbohidratos cubiertos por 1 unidad de IAR". Utilizando la siguiente tabla se pueden convertir rápidamente dichos índices en un formato que pueda ser introducido en RapidCalc.

Por ejemplo, si 1 unidad de IAR cubre 12 g de carbohidratos y medimos las unidades de carbohidratos en raciones de 10 g, cruzando los datos de la columna de la izquierda (12 g) con los de la columna de ración de 10 g, obtenemos un valor de 0.833 unidades de IAR necesarias para una ración de 10 g.

Gramos de Carbohidratos cubiertos por 1 unidad de IAR Unidades de IAR necesarias para cubrir 1 ración de carbohidratos para diferentes porciones estándar
1g10g12g15g
1g1.00010.00012.00015.000
2g0.5005.0006.0007.500
3g0.3333.3334.0005.000
4g0.2502.5003.0003.750
5g0.2002.0002.4003.000
6g0.1671.6672.0002.500
7g0.1431.4291.7142.143
8g0.1251.2501.5001.875
9g0.1111.1111.3331.667
10g0.1001.0001.2001.500
11g0.0910.9091.0911.364
12g0.0830.8331.0001.250
13g0.0770.7690.9231.154
14g0.0710.7140.8571.071
15g0.0670.6670.8001.000
16g0.0630.6250.7500.938
17g0.0590.5880.7060.882
18g0.0560.5560.6670.833
19g0.0530.5260.6320.789
20g0.0500.5000.6000.750
21g0.0480.4760.5710.714
22g0.0450.4550.5450.682
23g0.0430.4350.5220.652
24g0.0420.4170.5000.625
25g0.0400.4000.4800.600
26g0.0380.3850.4620.577
27g0.0370.3700.4440.556
28g0.0360.3570.4290.536
29g0.0340.3450.4140.517
30g0.0330.3330.4000.500
31g0.0320.3230.3870.484
32g0.0310.3130.3750.469
33g0.0300.3030.3640.455
34g0.0290.2940.3530.441
35g0.0290.2860.3430.429
36g0.0280.2780.3330.417
37g0.0270.2700.3240.405
38g0.0260.2630.3160.395
39g0.0260.2560.3080.385
40g0.0250.2500.3000.375
Volver arriba

Calcular la dosis basal correcta

La dosis de insulina basal es fundamental para un buen control de los niveles de glucosa en sangre. Por tanto, es esencial que estos niveles sean correctos, para reducir al mínimo la necesidad de continuos ajustes en las dosis de insulina rápida. Un concepto que se expresa bien en esta frase: "si mi nivel de GS es bueno al despertar, sé que tendré un buen día".

En un mundo ideal, las dosis de insulina basal son lo primero que se debe configurar correctamente. Los carbohidratos y las dosis correctivas se pueden ajustar con precisión solo después que se hayan establecido las dosis correctas de insulina basal. Sin embargo, en el mundo real los efectos de la insulina basal y la corrección de carbohidratos tienden a empañar el panorama y se hace necesario tomarse un poco más de tiempo para el ajuste de las dosis.

Hay muchas maneras diferentes de calcular y ajustar las dosis de insulina basal. Es importante recordar que la insulina basal correcta es solo la que es útil para usted y mantiene su GS en el nivel deseado tanto durante la noche como entre comidas, al tiempo que reduce la hipoglucemia al límite más bajo aceptable.

Un sistema es calcular la insulina basal necesaria a partir de la dosis diaria total de insulina (DDT), el peso corporal y la acvitidad física. Es el enfoque seguido por Gary Scheiner en "Pensar como un páncreas, una guía práctica para la gestión de la diabetes con insulina" (Think Like a Pancreas, a practical guide to managing diabetes with insulin, edición 2011 publicada por De Capo). Se utiliza la edad, el peso y los niveles de actividad de la siguiente manera:

Insulina basal diaria necesaria (unidades por kg de peso corporal)

Nivel de actividad Ins. basal necesaria por kg de peso corporal y por edad
Jóvenes NiñosAdolescentesAdultosAncianos
Mostly Inactive0.25 - 0.600.30 - 1.000.25 - 0.600.20 - 0.50
Moderately Active0.20 - 0.500.30 - 0.750.20 - 0.500.15 - 0.40
Very Active0.15 - 0.400.25 - 0.600.15 - 0.400.15 - 0.40

En su libro, Gary Scheiner sugiere que, considerando que la insulina basal aporta el 40-50% de la necesidad de insulina del organismo, las dosis basales deberían estar dentro de los límites indicados, pero que los mismos también pueden modificarse incluso en relación con la ingesta de carbohidratos. Un paciente que come pocos carbohidratos recibirá una proporción mayor de su DDT como insulina basal, mientras que quien come muchos carbohidratos recibirá una proporción menor de su DDT como insulina basal y una proporción mayor en las dosis a la hora de las comidas.

Las directrices de DAFNE (Dose Adjustment For Normal Eating) sugieren que la mayoría de los adultos con diabetes de tipo 1 necesitan una DDT de entre 0.5 y 0.8 unidades de insulina por kilo de peso cada día y que aproximadamente la mitad debería ser insulina basal. Teniendo presente que actualmente el programa DAFNE se recomienta únicamente para personas de más de 18 años de edad, existe un amplio consenso en torno a las necesidades de DDT y la diferencia entre IB y IAR.

Otro enfoque es el que presenta John Walsh en su trabajo "Directrices para configurar el calculador de bolo óptimo en adultos" (Guidelines for Optimal Bolus Calculator Settings in Adults), publicado en el Journal of Diabetes Science and Technology, Vol 5, Nº 1, enero de 2011. Se basa únicamente en la dosis diaria total de insulina. La DDT es la suma de la insulina basal administrada por día más un promedio de la insulina de acción rápida administrada tanto para carbohidratos como para correcciones. En este trabajo, se defiende el concepto de que la insulina basal debería ser, idealmente, el 48% de la DDT y que ésta se modifica según si la persona sigue una dieta de pocos carbohidratos o rica en carbohidratos.

Desde el momento en que nosotros no podemos dar un parecer médico sobre qué métodos de dosificación y valoración utilizar, le instamos a seguir un curso DAFNE (muy recomendable) o a leer "Pensar como un páncreas", que también le recomendamos porque está escrito de manera sencilla, fácil de comprender y proporciona mucha información sobre el uso de la insulina en todas las situaciones. Lo importante es que acuerde siempre sus dosis con el profesional sanitario. Es quien mejor le conoce a usted y a su diabetes.

Al margen de todo ello, le aconsejamos que empiece con la dosis basal más baja de los límites establecidos para usted, con la finalidad de reducir el riesgo de hipoglucemia, y a partir de esa dosis vaya regulando su insulina basal hasta encontrar la dosis ideal para usted. Consulte siempre con su profesional sanitario antes de modificar las dosis que este le ha indicado y siga sus recomendaciones de valoración.

Usted ha acordado una dosis de insulina basal con su profesional sanitario y después de una semana aproximadamente quiere saber si la insulina basal es correcta para usted y su estilo de vida.

La insulina basal correcta debe mantener su GS suficientemente estable durante la noche y dentro de niveles aceptables sin riesgo o con riesgo mínimo de niveles bajos de GS o de hipoglucemia. "Pensar como un páncreas" afirma que una alteración del nivel de GS de más de 30mg/dl o de 1.7mmol/L durante la noche indica que es necesario modificar la insulina basal. Una hipoglucemia nocturna sugiere sin duda una reducción de IB, a menos que usted pueda identificar claramente una razón fuera de la IB. Gary Scheiner entra luego en los detalles para ajustar la insulina basal. El programa DAFNE advierte que la alteración del nivel de GS durante la noche no debería ser superior a 1.5 mmol/L.

Quisiéramos hacer unos comentarios adicionales a lo anterior:

  • Asegúrese de haber terminado la digestión y de que la insulina rápida haya completado su acción antes de medir el nivel de glucosa antes de acostarse. Recuerde que la insulina rápida actúa durante 5 o 6 horas y que los alimentos con bajo índice glucémico, como la pasta, requieren un período largo para su absorción.
  • Cada vez que modifica la insulina basal, es conveniente efectuar un control de GS a las 3 de la mañana por razones de seguridad. Es una recomendación del programa DAFNE como medida de seguridad. Es bueno seguir esta recomendación porque el nivel de GS antes del desayuno puede verse afectado por el "fenómeno del alba", cuando aumenta el nivel de glucosa en sangre al tiempo que el organismo es menos sensible a la insulina por la acción de las hormonas segregadas cuando el cuerpo se prepara para despertar. En efecto, algunos médicos creen que la insulina basal debería valorarse en razón de los niveles de GS de las tres de la mañana
Volver arriba

Calcular la dosis de bolo

El bolo de insulina rápida (IAR) por lo general está formado por dos elementos: una dosis para cubrir la ingesta programada de carbohidratos y una dosis correctiva para bajar un nivel alto de glucosa hasta el nivel objetivo. Para calcular la dosis/ carbohidrato, es necesario conocer su índice de carbohidratos; para calcular la dosis correctora, es necesario saber su factor de corrección. A continuación le damos las indicaciones para determinar ambos índices.

Índice carbohidratos: insulina a índice carbohidratos

En principio, el modo más común de calcular el índice de carbohidratos es dividir 500 por la dosis diaria total (DDT) para obtener la cantidad de gramos de carbohidratos cubiertos por una unidad de IAR. Este enfoque se conoce como "la regla del 500". Luego, el resultado se convierte en unidades de IAR por ración o plato de carbohidratos.

Por ejemplo, si una persona asume 50 unidades de DDT, una unidad de IAR cubrirá 500/50 = 10 gramos de carbohidratos. Si la persona cacula raciones de 15 gramos, entonces el índice sará de 1.5 unidades de IAR cada 15 gramos. En cambio, si la ración utilizada es de 1 gramo, el índice será de 1/10 o 0.1 unidades de IAR por gramo de carbohidratos.

Es necesario subrayar que estos índices iniciales son aproximados porque, siendo cada persona diferente, los mismos no tienen en cuenta la variación natural en la resistencia a la insulina que se registra a lo largo del día. Esto se advierte mejor durante la mañana, cuando la resistencia a la insulina aumenta en respuesta a las hormonas segregadas por el organismo.

La ciencia de la diabetes se acerca al arte a la hora de ajustar su dosis para carbohidratos. Recuerde que la insulina rápida actúa durante 5 o 6 horas, mientras que la mayor parte de los alimentos, excepto los carbohidratos de bajo índice glucémico, se digieren y transforman en glucosa en dos horas. El primer paso en el cálculo de la dosis correcta para carbohidratos es cumplir las siguientes indicaciones en cada comida del día:

  • Ingiera una comida habitual de la que conozca el contenido en carbohidratos.
  • Controle que su nivel de GS esté dentro de los límites y permanezca estable (que no suba o baje o que en el mismo no influya el ejercicio físico, situaciones de estrés, hipoglucemia reciente, etc.)
  • Mida el nivel de GS.
  • Adminístrese la dosis de IAR calculada para el contenido conocido de carbohidratos.
  • No vuelva a comer ni haga nada que pueda afectar significativamente la GS.
  • Mida el nivel de GS cada hora en las siguientes seis horas.

Este control le permitirá comprobar si con la dosis seleccionada el nivel de GS vuelve al nivel preprandial antes de la siguiente comida, y le ayudará a trazar el perfil de IAR indicado para usted. Si el nivel de GS vuelve al valor preprandial en las siguientes 5 o 6 horas, ha encontrado el índice de carbohidratos para esa comida. En general, los índices de carbohidratos deberían ser los mismos para las diferentes comidas del día, excepto el desayuno, cuando podría necesitar más insulina por unidad de carbohidratos a causa de una mayor resistencia a la insulina a esa hora del día. El programa DAFNE advierte, como guía general para adultos, que necesitarán entre 1 y 3 unidades de IAR cada 10 gramos de ración de carbohidratos en el desayuno, y entre 1 y 2 unidades para la misma ración en las otras comidas. Cuanto más sensible sea usted a la insulina, menos IAR necesitará para cubrir la ingesta de carbohidratos.

Una vez más, el consejo es iniciar con el límite bajo e ir aumentando la valoración según necesidad.

Factor de correción: descenso de la glucosa en sangre por unidad de insulina

El método más común es utilizar la "regla del 100" que consiste en dividir 100 por la dosis diaria total (DDT) para obtener el descenso de glucosa en sangre expresado en mmol/L. Para quienes utilizan como unidad de medida los mg/dL, la cifra a dividir es 1800 ("regla del 1800").

Por ejemplo, si el régimen de una persona es de 50 unidades de DDT, una unidad de IAR debería bajar su nivel de GS en 100/50 = 2 mmol/L ; si utiliza mg/dL, se expresará como 1800/50 = 36 mg/dL.

En la mayoría de los adultos con diabetes de tipo 1, una unidad de IAR disminuirá los niveles de GS entre 2 y 3 mmol/L (36-54 mg/dL), pero en aquellos que tienen una DDT baja, una unidad de IAR producirá un descenso aún mayor. Utilizando la "regla del 100", una persona con DDT de 10 unidades comprobará que una unidad de IAR baja sus niveles de GS en 10 mmol/L (180 mg/dL). Los pacientes pediátricos tienden a ser más sensibles a la insulina y el descenso de GS por unidad de insulina puede ser significativamente mayor que los índices indicados arriba.

Del mismo modo que los índices de carbohidratos varían a lo largo del día, no es extraño que su factor de corrección varíe también, puesto que están en juego los mismos elementos.

Para comprobar su factor de corrección:

  • Controle que su nivel de GS esté dentro de los límites y permanezca estable (que no suba o baje o que en el mismo no influya el ejercicio físico, situaciones de estrés, hipoglucemia reciente, comida, insulina activa, etc)
  • Mida el nivel de GS y si está por encima del nivel objetivo.
  • Adminístrese la dosis correctiva de IAR calculada.
  • No vuelva a comer ni haga nada que pueda afectar significativamente la GS.
  • Mida el nivel de GS cada hora en las siguientes seis horas.
  • El descenso del nivel de GS hasta llegar al nivel objetivo dentro del tiempo indicado arriba le confirmará que está asumiendo la dosis correctiva adecuada.

Comentarios generales

Recuerde que los días no son todos iguales. Todos tenemos días en que las cosas no funcionan como de costumbre y no podemos establecer con certeza por qué, repentinamente, experimentamos un descenso o un aumento imprevisto de GS. El objetivo es administrar la insulina correcta tantas veces como sea posible, con la mayor seguridad posible. Usted tendrá que analizar constantemente su historial en RapidCalc para tratar de identificar claves que le ayuden a entender por qué en esos días no está dentro del nivel de GS esperado y tomar medidas correctoras, siempre bajo la guía de su profesional sanitario.

Por norma general, si tiene que estar corrigiendo continuamente su GS en cada comida, es probable que la insulina basal no sea correcta, o que no sea correcta la estimación del índice de carbohidratos o la dosis correctora . Su profesional sanitario le ayudará a identificar los cambios que es necesario introducir.

Volver arriba

Cálculo de insulina activa

Por sorprendente que parezca, los fabricantes de bombas de insulina tienen diferentes métodos de cálculo de la insulina activa y de cómo tenerla en cuenta a la hora de calcular un bolo de insulina, y algunos de esos métodos difieren notablemente entre sí. La pregunta que surge es: ¿cuál es el mejor?

La Clínica Diabetológica, en su página web http://www.clinidiabet.com/en/infodiabetes/pumps/51.htm resume brevemente los diferentes enfoques, pero ha sido necesario recabar datos detallados acerca del cálculo de insulina activa directamente de los mayores fabricantes de bombas de insulina.

Está claro que la insulina activa es crucial a la hora de determinar una dosis correcta de IAR. Con frecuencia, los problemas de las personas con diabetes de tipo 1 giran alrededor de la determinación correcta del contenido de carbohidratos de unaingesta, de la determinación del índice glucémico (IG) de los alimentos combinados (y no de las partes que los componen), y de la determinación precisa de la capacidad de disminuir la glucosa y de la duración de la acción de la IAR. Evidentemente, es demasiado complicado controlar el índice glucémico de alimentos combinados, de modo que nos quedamos con la estimación del contenido de carbohidratos de nuestra comida, de la insulina rápida, de la actividad y duración de la acción de la insulina rápida.

El contenido de carbohidratos es siempre estimado pero, al parecer, 10 gramos son un margen aceptable con impacto poco significativo en la glucosa en sangre, importante porque nos facilita un poco la vida. No podemos estar siempre pesando la comida o leyendo etiquetas, desde el momento que muchos programas para personas con diabetes tipo 1 utilizan raciones que van desde 10 o 12 gramos hasta 15 gramos, y dan a los usuarios ideas aproximadas; por ejemplo, una rebanada de pan o la medida de la palma de la mano equivalen a 15 gramos. Los pacientes se acostumbran a estimar las raciones y pueden calcular la comida que se les sirve con mayor precisión, si bien todavía lejos de la perfección. Esto no significa que muchos pacientes no se equivoquen al estimar los carbohidratos.

Los fabricantes de insulina publican perfiles con indicaciones sobre el tiempo de acción de la insulina rápida de su fabricación. Se trata de promedios y con frecuencia los datos se obtienen de personas en ayunas y que, por consiguiente, son más sensibles a la acción de la insulina, y teniendo en cuenta un número limitado de volúmenes de dosis. Las personas difieren considerablemente unas de otras en muchos factores: función renal, profundidad de la inyección, flujo sanguíneo en el área de la inyección, almacenamiento de la insulina antes de la administración, lugar de la inyección (subcutáneo, intramuscular, lipodistrofia), técnica de inyección y otros factores, que afectan al perfil de IAR. De modo que, una vez más, nos encontramos con aproximaciones y diferencias individuales.

Cuando empezamos a desarrollar RapidCalc, nos enfrentamos a las siguientes preguntas referidas a la insulina activa:

  • ¿Debemos calcular la insulina activa a partir de la dosis total de IAR (dosis para ingesta + corrección) o solamente a partir de la dosis correctiva administrada previamente?
  • ¿Con qué velocidad se agota la insulina activa?
  • Una vez calculada la insulina activa, ¿la misma debe descontarse solo de la dosis correctiva a administrar para la siguiente comida?
  • o más bien
  • ¿La misma debe descontarse del total (comida+dosis correctiva) de la dosis siguiente?

A causa de errores al estimar el contenido de carbohidratos de las comidas y el índice glucémico, hemos adoptado en RapidCalc el método de utilizar la dosis completa (comida+corrección) para calcular la insulina activa. Una vez introducidos tanto el nivel de GS como la ingesta de carbohidratos programada, RapidCalc calcula la insulina activa que queda de dosis anteriores, basándose en el perfil personal del usuario, y la resta del total (comida+corrección) para surgerir la dosis

Creemos que este sistema es el más seguro porque deja un margen de error en la estimación de carbohidratos, en la variación personal del uso de la insulina y para la duración de la actividad física. Además, es más probable que cualquier error en la dosis de IAR lleve a una dosificación más baja de IAR y, por tanto, haya menos riesgo de provocar una hipoglucemia. Por consiguiente, consideramos que el cálculo de la insulina activa real es más preciso y seguro.

Sin embargo, este enfoque presenta un problema: el de comer un postre no programado o de repetir un plato muy cerca (dentro de la hora y media, dos horas) de la dosis anterior de IAR. En este caso, es posible que los niveles de GS sean altos porque buena parte de la IAR todavía debe actuar. Para obviar esta situación, hemos añadido una casilla de control de "GS no medida/carbohidratos extra". En este caso específico, es difícil que usted controle nuevamente la GS. Punteando esta opción, se fuerza el indicador de "Glucosa en sangre medida" hacia su nivel objetivo haciendo caso omiso de la insulina activa que pudiera haber. De este modo, la dosis IAR sugerida coincide con la dosis IAR necesaria para cubrir solamente la nueva ingesta de carbohidratos.

Mediante la opción "GS no medida/carbohidratos extra", puede también manejar con seguridad aquellas situaciones en que no pueda medir la glucosa en sangre. Con la diabetes de tipo 1, recomendamos siempre el control antes de cada comida, cuando sea posible, porque ofrece un punto fijo a partir del cual tomar decisiones. No controlar el nivel de glucosa en sangre es un poco como tratar de ir en coche en una dirección sin saber exactamente dónde nos encontramos nosotros mismos

La pregunta siguiente es cuánto dura efectivamente la acción de una dosis de insulina rápida. Los fabricantes de insulina publican gráficos estilizados que frecuentemente presentan promedios, sin el intervalo de confianza del 95%, de modo que nunca se puede estar totalmente seguro de cómo una determinada insulina actuará en una determinada persona. Además, raramente se sabe con certeza si estos gráficos muestran la capacidad de la insulina de bajar la glucosa o si muestran los niveles de insulina en sangre, lo que daría como resultado perfiles muy diferentes. También hay algunas variaciones entre las tres IAR análogas disponibles actualmente (insulina lispro, aspart y glulisina). La insulina glulisina parece tener un mayor efecto inicial en el descenso de la glucosa, efecto que luego disminuye en la acción residual, pero aún se debate acerca de la importancia clínica de este hecho.

Algunos profesionales sanitarios utilizan perfiles de 2 horas para IAR en bombas, pero el punto de vista más aceptado parece ser que, en promedio, todas las nuevas insulinas análogas de acción rápida permanecen activas por lo menos 5 horas. Nosotros hemos analizado los perfiles de insulina y, calculando el área por debajo de las curvas glucémicas, hemos llegado al perfil de 6 horas que se muestra en la sección de ayuda de RapidCalc, es decir, 15%, 30%, 25%, 15%, 10% y 5% para cada una de las seis horas. La acción de la IAR en la primera hora es tan escasa porque deben transcurrir 15 minutos desde el momento de la administración antes de que la misma empiece a actuar y se pueda elaborar la curva glucémica. Muchas personas usan satisfactoriamente RapidCalc con un perfil de 4 horas, distribuyendo la acción en un 30% para cada una de las tres primeras horas y un 10% para la cuarta hora.

Volver arriba

Cálculos y fórmulas utilizados en RapidCalc

Cálculo de la dosis IAR sugerida

El total del bolo de IAR sugerido se compone de comida, corrección e IA, a saber:

IAR total sugerida = dosis por comida + dosis correctiva - insulina activ

A continuación se describe cada uno de esos componentes.

Dosis por comida

El componente "comida" de la IAR tiene por finalidad compensar la ingesta de carbohidratos programada. Se calcula como sigue:

Dosis comida = índice_carbohidratos_activo * ingesta_carbohidratos_programada * (1 - porcentaje_reducción_ejercicio)

Donde:

  • índice_carbohidratos_activo es el índice de carbohidratos aplicable para esa hora del día.
  • ingesta_carbohidratos_programada ies el valor de la ingesta de carbohidratos programada que ha introducido.
  • porcentaje_reducción_ejercicio es el porcentaje en que se reduce la dosis según el ejercicio seleccionado.

Dosiscorrectora

El componente de corrección de la IAR destinado a bajar un nivel alto de glucosa hasta su nivel objetivo. Se calcula como sigue:

Dosis_correctora = ((gs_medida - gs_objetivo_activo) / factor_corrección_activo) * (1 - porcentaje_reducción_ejercicio)

Donde:

  • gs_medida es la lectura de GS que ha introducido.
  • gs_objetivo_activo es el nivel objetivo de GS para ese momento del día.
  • factor_corrección_activo es el factor de corrección para ese momento del día.
  • porcentaje_reducción_ejercicio es el porcentaje en que se reduce la dosis según el ejercicio seleccionado.

Insulina activa

Se necesita un promedio de 15 minutos desde el momento en que se inyecta una dosis de insulina rápida hasta que la misma empieza a actuar en el torrente sanguíneo; la misma puede permanecer activa hasta 6 horas. La cantidad de insulina activa que todavía hay en el torrente sanguíneo se conoce como insulina activa (IA). La velocidad con que la insulina es utilizada depende de varios factores, entre ellos el tipo de insulina y su propio metabolismo. Su perfil personal de uso de insulina se programa en "Configuraciones del perfil de uso de insulina".

Es necesario tener en cuenta la IA al calcular un bolo, para evitar el riesgo de una sobredosis o de superposición de dosis que podría provocar una hipoglucemia. La IA se calcula sumando la insulina restante de cada dosis administrada en las últimas 6 horas. (Desde el momento en que la duración máxima de la insulina rápida es, en efecto, de 6 horas, los registros anteriores no se tendrán en cuenta). Para cada una de esas dosis, la insulina restante se calcula a partir de la dosis real administrada, del siguiente modo: se supone que el efecto de cada dosis dura 6 horas, con cantidades de insulina utilizada que el usuario puede configurar, a un ritmo lineal dentro de cada uno de los seis períodos de una hora a partir de la dosis inicial. El cálculo tiene en cuenta un intervalo de 15 minutos antes de que la insulina comience a actuar. Por ejemplo, si la cantidad utilizada es el 30% en la hora 1 y el 30% en la hora 2, al cabo de 1 hora y media la cantidad utilizada será el 45% (y queda el 55%).

Cálculo de la HbA1c estimada

La HbA1c es una medida a largo plazo del nivel de glucosa en sangre. La medición se efectúa en una muestra de sangre en un laboratorio, pero el valor puede estimarse a partir del promedio de lecturas de GS. La HbA1c puede medirse como porcentaje o en unidades de mmol/mol. La fórmula para la HbA1c estimada como porcentaje, a partir del promedio de mediciones de glucosa en sangre, es la siguiente:

HbA1cporcentaje = ((18 * promedio_glucosammol/L_sangre) + 46.7) / 28.7

Donde:

  • promedio_glucosa_sangre es el promedio de todas sus lecturas de GS (excluyendo las lecturas estimadas) expresado en mmol/L.
Volver arriba